Avelino Saavedra y Bartolomé Ferrando

atencion

 

 

 

Avelino Saavedra y Bartolomé Ferrando

Hilo Performático. Sporting Club Russafa. 09-05-2014

 

 

Boton fotos

Avelino Saavedra y Bartolomé Ferrando presentan una acción de improvisación sonora. Lógicamente, la improvisación sonora, musical, debería registrarse con formato audio, pero no es nuestro objetivo la música sino el arte de acción. Al describir las acciones llevadas a cabo, y tratándose de un ejercicio de improvisación libre, no relacionada por cuestiones melódicas, tonales, de ritmo, etc., resulta difícil vincular las acciones de uno y otro, así que aquí se ha optado por hacerlo por separado. Sólo decir que son trabajos que utilizan el azar de los encuentros entre los sonidos producidos por los dos artistas, que exigen una escucha atenta de los hallazgos casuales, no intencionados. Estamos en un trabajo deudor (también lo era el de 16’73 metros variables) de la deriva de John Cage y de la aventura del free jazz.

Bartolomé Ferrando trabaja la voz en directo. De él ya se registraron dos pequeñas acciones en Incubarte (noviembre de 2013), que se pueden oír en dos pistas de audio. El repertorio sonoro es importante, pero las grabaciones de Incubarte pueden dar una idea de por dónde van los tiros. No se puede añadir mucho a la descripción de su trabajo (o quizás se podría con criterios musicológicos más técnicos). Se podría hablar del uso de murmullos, falsetes, pequeños gestos, susurros, gritos en voz baja, fragmentos de voz, de fonemas y palabras, de pequeños silencios, repeticiones, melismos, ritmos casuales, agudos, bajos arrastrados, palabras inventadas, ausencia de orden, mínimas frases melódicas, explosiones, risas disimuladas… En el registro aludido se hablaba de “recursos vocales, con graves y falsetes, arrastrando erres y otras consonantes, con fragmentos similares a llantos, gritos, algunas sílabas claras y sin embargo inidentificables, con sonidos guturales, infantiles, severos, enfadados”, o bien de “lectura fragmentaria, de sonidos rotos, breves, deformados, vulnerados… Virtuosismo formal”. La pregunta es si el repertorio infinitamente matizado de Bartolomé Ferrando es finito. Responder a esta cuestión exige un esfuerzo de escucha difícil y, posiblemente, innecesario.

Avelino Saavedra sí ejecuta una pluralidad de acciones sonoras. Se sitúa sentado ante una batería compuesta de un gong, una tambora (o timbala, o tom de pie), un micrófono y un pedal con el que manipula electrónicamente el sonido producido. Empieza dándole al gong, luego dándole vueltas a una pluma (de las de la primera performance) ante un micrófono. Después hace sonar una hoja de papel (¿DIN-A4 de 80 gr, o más rígido?) y lo arruga ante el micrófono. Hace temblar otra hoja (siempre amplificando los sonidos), la rasga, tira de los dos extremos con golpes secos, arruga, rompe, rasga, muerde, lo hace silbar, lo restriega por el micro, lo hace reverberar con el pedal, consigue ecos y lo que parecen repeticiones en bucle. Ecos de las hojas y del gong. Después abandona los folios y acomete una serie de sonidos aparentemente casuales arrastrando un palillo sobre los márgenes metálicos de la timbala. Arrastrando un palillo con punta de goma sobre la membrana consigue además sonidos largos, graves y profundos. Usa dos palillos de goma, después hace sonar un pequeño platillo sobre la membrana, usa su voz sobre este platillo para conseguir armónicos, arrastra uno sobre la otra, hace sonar el gong, provoca reverberaciones y ecos, hace sonar el tom deteniendo la resonancia con el codo, lo vuelve a fregar con el platillo… Usa el pedal con todo lo que hace. Tira al suelo las piedras de la acción anterior, tira algunas sobre el platillo, choca dos piedras ante el micrófono y lo hace reverberar. Vuelve a usar el platillo sobre la membrana del tom, lo friega con fuerza. Se dirige al gong y lo hace sonar con un arco de violín, lo reverbera con el pedal, consigue fuertes notas agudas. Golpea el gong, lo apoya sobre la pierna para evitar las vibraciones y lo sujeta con la mano izquierda.

Abandona también el gong, toma un ancho hervidor de agua sin tapa en el que, en la boca de salida, se ha colocado un globo desinchado a manera de boquilla. Sopla por el extremo del globo, manipulando la goma elástica con las dos manos: tira de él, impide el paso del aire, lo hincha, lo friega… Manipula el sonido resultante con el pedal.

Finalmente también deja el hervidor y da un golpe seco, sin vibración. Fin. Han sido 27 minutos de concierto. Muchos aplausos y vítores en general.

Como se ha dicho, resulta muy difícil evaluar este tipo de trabajo desde el arte de acción. Las preguntas que se plantean para el arte sonoro son similares desde las más tempranas obras de Cage: cuanto todo sonido es música, ¿nada lo es?; el desarrollo de lo musical ¿sólo puede asociarse al desarrollo tecnológico (como decía Cage)?; ¿cómo ha envejecido la utopía cageana? ¿se ha institucionalizado? ¿se ha despolitizado? ¿Ha perdido toca capacidad para generar novedad?… Y muchas otras cuestiones seguramente mucho más interesantes.

..

Boton descripciones

 

 

 

En una montaña vivía una familia.

La familia vivía pero nadie los había parido.

No tenían madre sin embargo existían.

Leían a la luz de las velas.

A todas horas, incluso de día.

El padre no hablaba.

La madre sólo cantaba.

Una de las hijas aprendió matemáticas, y calculó la probabilidad de caerse por la ladera de la montaña.

Aunque nunca nacieron, eran gente obsesionada con la muerte.

Calculó el precio de lápidas para toda la familia.

Ahorraron durante un año.

Al final, se las compraron.

Pero nunca murieron.

Boton narraciones

Un Comentario

  1. Pingback: HILO PERFORMÁTICO III | Las posterioris

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s