Narración libre

Alumnxs del taller de performance de Los Torreznos. FARTS’14.

23 y 24 de mayo de 2014

Octubre Centre de Cultura Contemporànea, València. 

Sábado 24 de mayo

Alumnxs del taller de performance con Los Torreznos.

Grupo de Jaime Vallaure. Tumbadxs

FARTS’14. Performance i altres festivals. Octubre Centre de Cultura Contemporánea. 24/05/14

Una mujer, otra. En el suelo también. Op! Se da la vuelta como un filete. Otro hombre y otro hombre. Saludos amistosos. Bem-vindos. Bienvenue. Op. La chica sin zapatos arrastra la cara por el suelo. Otro hombre, playero, manos en la nuca. Chiribiribi, porompompon. Dos hombres se arrastran juntos, se acercan. Saludo. Curiosean mi libreta. No se lo permito. Que se han creído. Descubro a otro hombre contra la pared. Tumbado también. El playero aconseja paseos por la playa. Parece que se acumulan. El hombre contra la pared se ríe a carcajadas. Es muy siniestro. Welcome. Bienvenida. La chica sin zapatos se pega al siniestro hombre contra la pared. Se contagia la risa. Es contagioso. Aunque no deja de ser enfermizo. Parece que se van a morir. Cuatro personas tumbadas de lado contra la pared, una pegada a la otra, en cuchara. Cinco. Ríen histriónicamente. Se acumulan. Parecen sardinas. El playero se acopla mal. No sabe de que va el rollo. Risa y más risa. Benvingudes. Se agotan. Silencio. Gente tumbada. Gente de pie, mirando. Yo estoy sentado. Aplausos.

Boton mas registros posterioris

 

Alumnxs del taller de performance con Los Torreznos.

Grupo de Rafael Lamata. Abrazadxs

FARTS’14. Performance i altres festivals. Octubre Centre de Cultura Contemporánea. 24/05/14

Un abrazo. Dos abrazo, en uno. Tres. Cuatro. Uno. Otro. Una piña. Movimiento. Una chica, abrazada, balancea al conjunto. Son una masa.

Se buscan. ¿Dónde están? ¡No te veo! No se ven, efectivamente. Se buscan, pero no saben donde están.

Se despliegan, en línea. Abrazadxs. Un chico, alto, salta. Al otro extremo de la línea una chica salta. Al lado del chico alto, una chica de ojos azules se agarra y le impide saltar. A la chica también.

Dos hombres, se encuentran. Como hombres se saludan y se palmean. Se quedan a gusto. El resto del conjunto/abrazo siguen agarrados a la cintura. Se cansan las espaldas y para el saludo. Vuelven a ser piña.

Se besan. Menuda orgía primo. Se besan, así mismos, mismas. Exageradamente. No entre ellxs.

Uno se va. Se larga. Otra se despide. Se va. Se marcha. Hasta luego. Bueno, adiós. Se va. Me voy. Adiós. Pero no os confundáis, nadie se va.

Uno lo intenta, no le dejan. No lo consiguen.

Exhaustos. Se agachan. Se levantan tres. Se quieren, se odian. Se agachan. Se levantan. Se quieren, se odian. También. Se agachan, también. Se odian.

Abajo, respiran. Respiran. Respiran. Suben. Jadean. Hombre. Hombre. Ueeeeee. É, é, é! …………………… Me uno al barullo…………………

Aplausos.

Boton mas registros posterioris

 

Alumnxs del taller de performance con Los Torreznos.

Grupo de Jaime Vallaure. En movimiento

FARTS’14. Performance i altres festivals. Octubre Centre de Cultura Contemporánea. 24/05/14

¿todo bien? Todo bien. Hola. Hola. ¿Qué tal? Bien. Empiezo a estar, mal. Todo bien. ¿Qué tal? La gente, se mueve. Bien. Todo bien. Bien. Un hombre, en una silla. La atención se concentra. Es fácil estar bien. Aquí. ¿Allí? ¿Y antes? ¿Después? ¿Luego? Todo. El aquí. Bien. ¿Seguro? Y antes. Se explica. Otro hombre, se dispone. Delante de Ernest. Le mira. Se pone delante mía. Se colocan. Por ahí. Allí. Y acá. ¿Adonde? Miran. ¿Quién? Me muevo. Se mueven. Calculan. Algo traman. No se sabe. Se intuye. ¿Cuántos son? Se mueven. Bien. El hombre que está a mi lado, bien. Otro hombre, una silla. Algo de mimo. Un personaje. Se mueve. Ella. Se mueve. Él. Hay una distancia, una posición. Me muevo. Es divertido. Me lo paso bien. Algo pasa, una escena. Un personaje. Una silla. Quizá dos personajes. Se miran. La silla. Entra otro chico y otra chica. Con dos taburetes. Los colocan. Se colocan. Se disponen. Vuelan. Se lanzan besos. Una chica, celosa quizá de tanto amor se coloca entre ellos. Y giran, giran. Giran, todo gira. La chica gira. Alguien se mueve detrás mío. Se mueven. Se para. Otra mujer camina y empieza a narrar. Narra lo que pasa. Narra la composición. Nos narra. Narra las paredes. Narra a Nelo escribiendo. Narra a las personas. Narra a ella. Corre y sigue narrando, pared, más rápido, viga, zapato. Corren, corren, corren, alrededor, alrededor. Narran y corren y corren y narran. Cada vez más y más, y más personas. Narran cosas. Hace fresco. ¿Todo bien? Bien. Todo. Bien.

Boton mas registros posterioris

HILO PERFORMÁTICO

Espacio de prácticas de Arte de Acción. 21/02, 09/05, 13/07. 

Sporting Club de Russafa, Valencia. 

Viernes 13 de junio

 

Virginia Lagarza.

 

Virginia se sienta. Espera.

 

Ahora coge un papel de plata,

en el momento apropiado.

 

Lo sostiene delante de su cara,

su pulso vibra sutilmente.

 

El papel de plata se estremece.

 

El papel se adapta a su cara, como un pañuelo en una manifestación

oculta el rostro de una manifestante. Con calma. En su tiempo.

 

Se abre un agujero, que atraviesa su rostro.

El espacio en la cara, infinito.

 

Deja el papel de plata con el agujero al lado.

Coge una radio pequeña.

 

Va cambiando de cadena.Virginia Lagarza - Hilo performatico III - (www.lasposterioris.wordpress.com)

Transitamos las ondas de radio.

Se oye algo de futbol.

Algo de música. Deja la radio.

 

Reparte papel de plata.

 

Ahora la pelota está en el tejado del público.

La gente juega. Es divertido. Viva.

 

La gente deja sus esculturas junto a la boca de Virginia.

Se forma una pequeña exposición escultórica improvisada.

Boton mas registros posterioris

Lucia Peiró

 

Se sienta. Mira el reloj. Ponen música.

Fallo técnico. Algo ocurre con el cd.

 

Ahora sí.

 

Lucia sentada. Suena lo que parece su voz, haciendo ruidos.

Lucía nos mira, se levanta. Saca un cutex. Se hace un agujero en

la blusa negra, en el centro. Se quiere sacar algo.

Saca una cuerda al son del sonido.

 

Sale del escenario.

 

Esas tripas son sus cuerdas, digo, esas cuerdas son sus tripas.

 

Se ata a una viga. Se aleja. Sale de nuestro campo de visión.

Veo su presencia por la tensión de la cuerda. La gente se levanta.

 

El sonido se detiene, se detiene el movimiento.

Retoma el sonido, retoma el movimiento.

 

La gente levantada mira a Lucía que está en otra parte.

Yo sentado miro la cuerda.

 

Ahora voy.

 

Miro un poco. Lucía vuelve enredándose en la cuerda.

El ruido de la boca motiva el movimiento.

Lucía se enreda y desenreda.

 

Mira el reloj,

controla el tiempo.

Boton mas registros posterioris

Viernes 09 de mayo

 

Colectivo 16’73 metros variables. Acción simultanea

La lengua saliva.

Saliva la cuerda.

Cuerda y saliva y lengua.

Muchas lenguas pisando el escenario.

Esa lenguas que luego, seguro,

chupan cosas. Las lenguas

silenciosas, que cosas.

 

Aire,

aliento, lenguaje, lenguaje.

 

Mi padre sufre de apnea,

a veces por la noche se queda medio

dormido y hace ruidos raros con la

respiración. Le falta el aire.

Hay veces que no estoy seguro de

si está respirando o no.

Cuando me voy a dormir y dejo de

vigilarlo a veces sueño con

su muerte. En uno de esos

sollozos está la muerte.

 

16,73 mv

La pluma es algo que no entiendo.

No tiene sentido. Quizá tenga algo

que ver con las piedras. Las piedras

y los huesos no se llevan bien. Es como

la erosión. Te acaban matando.

Ni piedras contra huesos ni piedras

contra riñón. Hay piedras en los ríos.

Piedras duras. No sé si me explico.

 

Imagínate que golpeas muy fuerte la piedra contra el suelo,

ahora piensa en una rodilla. Pues eso.

Recuerdo la boca de un amigo estallando contra una piedra.

 

Mucha violencia, poca salud.

Poca tacto diría, aunque muy táctil.

 Boton mas registros posterioris

Avelino Saavedra y Bartolomé Ferrando

 

En una montaña vivía una familia.

La familia vivía pero nadie los había parido.

No tenían madre sin embargo existían.

Leían a la luz de las velas.

A todas horas, incluso de día.

El padre no hablaba.

La madre sólo cantaba.

Una de las hijas aprendió matemáticas, y calculó la probabilidad de caerse por la ladera de la montaña.

Aunque nunca nacieron, eran gente obsesionada con la muerte.

Calculó el precio de lápidas para toda la familia.

Ahorraron durante un año.

Al final, se las compraron.

Pero nunca murieron.

Boton mas registros posterioris

 

Viernes 21 de febrero

 

Síntoma 2. Lorena Izquierdo e Isabel Mondragón.

 

En un pasillo, arte.

Ana las presenta. Más información en los papeles.

La acción va a ser estática. Moverse. ¿Aquí bien?

Dos chicas de negro sobre el blanco de la pared del pasillo.

El público se ordena, el suelo hace ruido.

Hay una piedra blanca junto a los zapatos de un de las dos chicas. Se disponen. Serias. Heroicas. Escultóricas.

Hay un gesto sutil, el sonido de fondo de la barra del bar del Sporting. También el sonido del pasar página de mi libreta.

Con ese sutil gesto una chica pone en la boca de la otra chica algo pequeño, pueden ser clavos, creo que dorados.

¿Dolor? La chica con la boca llena y los ojos a punto de lágrima.

Sí, son clavos.

Especie de reflejo, espejo.

Una mira a la otra. Parece que la domina. Una con la boca llena de clavos, los clavos que sirven para clavar la ropa de la chica a la pared. Clavada también está mi cabeza. Estoy cansado y el pensamiento se produce espeso, como con espuma.

“Un poco de miedo”, susurra alguien. Bajito. Se espera el clavo y la carne, quizá. Esa carne tan cuerpo en la performance.

El martillo es una piedra blanca que a la vez es un instrumento rítmico.

Los silencios son duros, se hacen notar.

Clavos en la boca, ensalivados, escurridizos. La saliva chorrea y gime. Solloza.

Exhausto, exhausto. Ay, ay.

El martilleo es una especie de penitencia. Aunque también es deseo. De la boca salen puntas de hierro. La ropa se clava a la pared. El suelo rechina. La luz encendida hace que mi mano proyecte su sombra sobre el papel en el que escribo.

Vuelvo a la performance.

Un parto al revés. Desclavar lo clavado. La gente atenta. Ahora es un cuerpo cruzado, travado, expuesto, en conflicto, desestabilizado. Un dominio, tortuoso. Pasiva, apasionante, apasionado. Duro y tambaleante.

Se separan y la acción se acaba.

La gente aplaude. Mucho. El público se levanta y sigue aplaudiendo. Si se pudiera se pediría un bis. Ha sido éxito.

 

Boton mas registros posterioris

 

 

3 Instantanea - Carlos Llavata - NARRACIÓN LIBRE - (www.lasposterioris.wordpress.com)

 

Boton mas registros posterioris

 

 

INCUBARTE 6

Performance, Davis Museum

0 Performance del Davis Museum TEXTO - 1 (www.lasposterioris.wordpress.com)0 Performance del Davis Museum TEXTO - 2 - (www.lasposterioris.wordpress.com)

Boton mas registros posterioris

GRAPHIA, La Coja Dansa

1 Live Danza Contemporánea TEXTO - 1 (www.lasposterioris.wordpress.com)1 Live Danza Contemporánea TEXTO - 2 - (www.lasposterioris.wordpress.com).

Boton mas registros posterioris

…..

UnGrey the City, Ola Ignasiak

3 Ola Ignasiak UnGrey the city TEXTO - 1 (www.lasposterioris.wordpress.com)3 Ola Ignasiak UnGrey the city TEXTO - 2 - (www.lasposterioris.wordpress.com).

..Boton mas registros posterioris

…..

Síntoma. Lorena Izquierdo e Isabel G. Mondragón

4 Isabel G. Mondragon y Lorena Izquierdo Sintoma TEXTO (www.lasposterioris.wordpress.com).

Boton mas registros posterioris

Gato Pardo al Cubo, David Trashumante

5 David Trashumante Gato Pardo al cubo TEXTO - 1 (www.lasposterioris.wordpress.com)

Boton mas registros posterioris

Post. Danza/Performance de Alicia Cubells

6 Alicia Cubells Postdanza - TEXTO (www.lasposterioris.wordpress.com)

Boton mas registros posterioris

S/T. Carlos Llavata

9 Carlos Llavata S:T - TEXTO (www.lasposterioris.wordpress.com)Boton mas registros posterioris

Pop Corn Paradise de VIE

7 VIE Pop corn paradise TEXTO (www.lasposterioris.wordpress.com)Boton mas registros posterioris

Para Incubarte y Filígrafos. Acciones fonéticas de Bartolomé Ferrando

8 Bartolome Ferrando Para incubarte - TEXTO (www.lasposterioris.wordpress.com)Boton mas registros posterioris

PRIMERA INTERVENCIÓN JOP

Bartolomé Ferrando y Truna

Una visión

Ruidos fonéticos y sonidos escalando superficies raras. Muy raras. Conjuros estrafalarios. He oído al violonchelo llorar brevemente en esa última nota. Seguimos en la primera parte.

“Esta es una composición en tres partes pero que tiene cuatro” – Bartolomé al comienzo de la cuarta parte.

Risas públicas improvisadas.
Esta composición de tres partes va por su quinta parte.

Hilos larguísimos de los que cuelgan batutas y cosas salen del chelo. Y hay antenas, y luces rojas que parpadean anunciando quién sabe qué desde la mesa de mezclas.

Otra visión

Un espacio lleno de instrumentos de sonido. Algunos reconocibles y una máquina extraña. El ambiente está caldeado. Bastante gente en una sala pequeña. La entrada son 4€. Hay lo que pa- rece un violonchelo, dos amplis (uno con un micro), y varias mesas de sonido.

La acción se anuncia como una improvisación en tres partes. Será la primera vez que se muestra la colaboración entre los dos. Improvisación sonora y musical. Comienza.

(La improvisación discurre durante un rato. No escribo nada. Llegado un punto me pongo a escribir.)

La saliva toca el violonchelo y este hace ruido. Truna a los mandos de la máquina extraña. Bartolomé dice tantas cosas que no se le entiende nada.

El violonchelo colgado de Truna. Una chica se ríe de fondo.

El violonchelo suena como una vaca. Bartolomé declama en un idioma maravilloso que obviamente no existe. Hitler y un discurso. Hace calor.

Truna golpea con el pie. También maneja unas grande agujas de tricotar con las manos. Hitler en una pantalla en blanco y negro.

El futuro, joder, el espacio.

La cuarta parte de la improvisación es bien recibida.

El cuchillo en el violonchelo. Un cuchillo y un arco. El truco está en descubrir como funciona esa máquina. El tiempo está ahí, creo que está un poco mareado pero eso le pasa por insistir. Bartolomé enrojece. ¿Eso es un hueso de pollo tallado en madera?. Las luces rojas.

Una quinta parte.

Entra el cojín de aire y se va rápido. Truna se retuerce y trae consigo el pasado. Bartolomé se grita con las agujas. Una ballena aúlla al negro de sus pantalones. Tengo hambre. Andrés, el arco. No, luego. Se romper una cuerda pero no pasa nada, aún quedan más.

Al final la audiencia alardea de sus aplausos.

Boton mas registros posterioris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s